Notas al hilo “Comedia y sueño” …

Es posible que bajo el artificio teatral exista  la verdad. Es posible que bajo telones, sombras y lunas hechas de papel aún exista un hueco para la verdad dentro de la gran “mentira”.  No puedo escribir sin dar las gracias a Juan Carlos Corazza y a todo su equipo. Gracias por vuestro tesón y por dejaros el alma en el escenario en cada una de las funciones.  Gracias por decir la verdad y tener la fuerza y el coraje necesario para ello. No pretendo hacer una crítica,  a caso  compartir reflexiones y emociones desordenadas que brotan después de formar parte del viaje propuesto por vosotros.  Imagino al poeta augurando su propia muerte  en el papel  y en cada palabra un grito desesperado contra un tiempo que se cierne oscuro y mortal con su propia gente.   Y es que no estamos tan lejos  del desastre.   El  Teatro dentro del Teatro . Una verdad oculta e inquieta que espera arañar el corazón del espectador. Tal vez alguna conciencia.  Tal vez,  haya servido para algo tanta sangre en la pluma.  Me pregunto, ¿Cómo se hace Teatro bajo  una tormenta de fuego, sangre e inconsciencia negligente?   Es de locos creer que bajo un cielo impasible  en un tiempo de locos las bambalinas despierten los impulsos y las verdades más puras y dolorosas. Tal vez después de todo  el Teatro sea un oficio de guerreros incansables.  Agonizantes de Dios y caballeros.  Y mientras tanto  sigue esta vieja danza macabra.  La guerra hoy silenciosa despertará un futuro atronador y entonces nos daremos cuenta de que nuestros refugios son apenas  casas de paja mojadas por una lluvia que no cesa. Y es posible que sea tarde. Es posible que el tiempo nos la haya vuelto a jugar escondiéndose detrás de  nosotros con su vieja sonrisa socarrona. Y el poeta se estremecerá   al contemplar su tiempo y entonces escribirá sobre lo que no conoce pero si sabe. Y los ladrones del pan y del aceite desearán no haber nacido para no ver en que han convertido a sus hijos, herederos de un futuro carcomido por las sombras y sin apenas restos de verdad.  El Teatro dentro del Teatro y el espectador devorado por las bestias y  todavía amedrentado saldrá a la calle  y respirará el aire de su tiempo. Más tarde volverá a casa  cansado y  vencido por un poeta asesinado hace ya algunos años pero vivo y valeroso.   La muerte parece entonces tan relativa e insignificante.  ¿Cómo era? Decían la letra con sangre entra y tenían razón.  La sangre en la pluma del poeta nos devuelve un reflejo incómodo.  Desde su propia sangre brotan las palabras y hacen temblar los cimientos de toda una sociedad.  Terrible pecado el ignorar la propia ignorancia.  Pobre de aquel que confía su seguridad a una choza de paja. Hoy sabemos que soplan fuertes vientos.   Lorca también lo supo. Pero no hay porque preocuparse.  La verdad nos ampara y por mucho que traten de silenciarnos, seguiremos luchando, aunque nos maten seguiremos vivos.   Seguid cavando nuestra fosa.  Nos levantaremos con derecho, amor, y verdad.  Al fin y al cabo, ya lo decía el poeta, prueba a enterrarme y verás como salgo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s