Reflexiones al hilo del amor…

“No tenías que estar borracho para sentirte destrozado, para que te liquidase una mujer; pero podías sentirte destrozado y convertirte en un borracho. Durante un tiempo, especialmente si eras joven, podías pensar que te acompañaba la suerte; y a veces así era. Toda clase de estadísticas y de leyes entraban en acción para mantenerte en la inopia. Luego, una noche, la calurosa noche de un jueves de verano,tú te convertías en el borracho,tú estabas completamente solo en una habitación de alquiler, una habitación de tres al cuarto; y, por mucha experiencia que hubiese de noches similares, daba lo mismo; o era peor aún. Porque habías llegado a pensar que no tendrías que volver a afrontarlos. Lo único que podías hacer era encender otro cigarrillo, servirte otro whisky, mirar las paredes desconchadas a la busca de labios y de ojos. Lo que los hombres y las mujeres se hacían mutuamente era del todo incomprensible.” Bebedora de larga distancia Charles Bukowski

Hoy no escribiré sobre Teatro. Siento la gran necesidad de escribir unas palabras sobre lo que nos ocurre a todos. Me he levantado con el alma demasiado inquieta.  Quiero escribir sobre los encuentros y desencuentros, sobre esquemas rotos y acrobacias imposibles.   Hombres y mujeres caminamos juntos y compartimos  el sueño del amor, ese baile misterioso que nos toma y nos suelta sin tener mucho que ver con nuestra propia voluntad. Y eso produce dolor y sufrimiento y también produce alegría y gozo.  Hombres y mujeres caminamos hacia un entendimiento  mutuo.  Entendimiento que no creo que nunca se de. Creo que somos capaces de caminar juntos. De enamorarnos. De amarnos. Sin duda. Pero hay algo de inentendible en nuestras relaciones, siempre habrá misterio, puntos ciegos. Diferencias. Nos ayudarán a crecer o nos separarán. Sin duda .  Yo personalmente, no creo que nos debamos entender. Creo en el misterio que nos atraviesa y nos une. También nos separa y nos vuelve a unir.   A veces es díficil rendirse al misterio del otro y respetarle tal y como es. Con lo que tiene y lo que no. Con lo que es capaz de dar y con lo que nos duele de sus actos.

Estos días más que nunca son días de una incertidumbre avasalladora.    Hoy en día todo es rápido, los procesos de vinculación/desvinculación también.  Cuando pienso en las tiendas de divorcios express  francamente no se a dónde llegaremos.  Se  me remueven las tripas.  Siento ganas de gritarle a los padres de nuestro tiempo, preguntarles; ¿Acaso también nos habéis enseñado a banalizar con nuestro propio dolor, con nuestras propias heridas? ¿También nos habéis ensañado a lanzar el corazón lejos de nosotros? Simplemente  no puedo pensar en quién se separa como el que se come una hamburguesa,  no puedo pensar  en que una separación es un mero trámite más en un mundo loco, rápido y completamente negligente. Es cierto  que  se respira cada vez más miedo, vemos  relaciones fuertes y sólidas que se tronchan con una facilidad que asusta. En general vivimos en tiempos en que las parejas realmente felices y sólidas brillan por su ausencia.  Me pregunto ¿Por qué es tan difícil? Creo que  lo natural es amarnos y crecer.  Pero sin embargo siempre hay lobos en el camino. Supongo que hay que asumir que son tiempos duros para el amor.  Ya enunciaba Bauman con su  amor liquido que uno de los grandes miedos de los enamorados del siglo XXI es asumirse como tales, nombrarlo , poner el nombre  que lejos de etiquetar clarifica y ordena. Pero eso requiere valentía y entrega  independientemente de lo que nos sucede en el viaje. En definitiva vivimos tiempos en que apostar llega a ser duro  y  díficil porque  se respira el fracaso con mucha facilidad.  Es como si el mundo si estuviera rompiendo por la mitad, y en mitad de la tormenta¿quién tiene el valor para decir en voz alta  te elijo, te amo y camino contigo? Díficil. Yo personalmente elijo amar.  Ya saben lo que dice  un sabio, brindemos por el amor y sus fracasos, que el amor es eterno mientras dura.. lo demás vendrá sólo, afortunadamente tenemos el Teatro para lanzar interrogantes y tratar de comprender lo incomprensible, pero hoy prometí no hablar de Teatro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s